¿Sería bueno el retorno de la guerra fría y los bloques?

Este retorno, obviamente, incluiría un tercer actor, que sería China. A veces pienso que parte de la calma global que vivimos tras la II Guerra Mundial fue porque había dos súperpotencias que tenían firmes a unos y a otros. Colocaban a sus hombres de paja y nadie se movía si ellos no lo decían. Con todas las críticas que se puedan hacer, era un equilibrio que hoy no existe.

Y no sé por qué pero me da que con Trump y Putin la cosa podría evolucionar hacia algo así, y quizá hasta podría ser positivo para frenar algunas situaciones.

¿Qué os parece la reflexión, caballeros y damas?

2 Me gusta

El izquierdismo siempre se alimentó del miedo y la incertidumbre para justificar su irracionalidad con cualquier argumento mesiánico.

2 Me gusta

Bloques económicos que compitan el uno contra el otro serían una buena idea.

1 me gusta

Ya estamos en una Nueva Guerra Fría con Occidente enfrentado a Rusia y sus aliados geopolíticos (la Alianza Bolivariana y el Eje de la Resistencia).

Una Guerra Fría se define por una rivalidad geopolítica sumada a una rivalidad ideológica, con conflictos interpuestos (proxy wars), espionaje, propaganda, etc. Tenemos todo eso.

1 me gusta

Yo creo que aun seguimos en el mundo post 2da guerra mundial. La ONU sigue ahí y EEUU y Rusia (ganadoras de la guerra) aun tienen poder de veto. Sin olvidar la OTAN.

El día que esas dos organizaciones desaparezcan, o su estructura cambie radicalmente, hablamos. Por ahora todo sigue igual.

1 me gusta

Un profesor de relaciones internacionales te diría que estás mezclando algo así como la arquitectura del orden internacional con los equilibrios geopolíticos.

La arquitectura ha permanecido invariable desde el fin de la Segunda Guerra Mundial, con la ONU y su Consejo de Seguridad donde participan las cinco potencias ganadoras de aquella guerra. Pero el orden internacional ha cambiado de bipolar (1945-1991) a unipolar (1991-???). En esta última etapa a Estados Unidos se le consideraba una híper potencia. El profesor Francisco Veiga ponía en un libro 2008 (Juegos Olímpicos de Pekín y Guerra de Osetia del Sur) como fecha final de esa etapa. Yo prefiero hablar de 2011 (Primavera Árabe, muerte de OBL y “Pivot to Asia” declarado en la cumbre APEC). Ahí el mundo se volvió loco. La Primavera Árabe terminó en invierno islamista con conflictos en Libia, Siria y Yemen. Murió Bin Laden y se cerró la etapa iniciada por el 11-S y protagonizada por Al Qaeda cenetral para dar paso a otra, en la que la retirada estadounidense de Iraq en diciembre de 2011 permitió al Estado Islámico recuperar fuerzas, mientras el caos en Siria creó el santuario perfecto.

3 Me gusta

Claro que sí!

Este en concreto entendió a la perfección como funciona la izquierda.

Ya ves, lo mismito escribir un periódico “revolucionario” que bombardear un parlamento.

Efectivamente el número de victimas y su prolongación en el tiempo es distinto.