Sevilla: El mejor momento para salir es el domingo por la mañana, cuando la escoria duerme


#1

Este fin de semana he estado en Sevilla. Me gusta ir a menudo: en Semana Santa, el día de San Fernando cuando exponen el cuerpo de nuestro Rey, cuando la Sinfónica hace algún programa interesante, etc. Es una ciudad que tiene muchas cosas que me gustan.

Aunque Sevilla tiene también muchas cosas que no me gustan. Por ejemplo la cantidad de hippies que hay, metaleros y demás “tribus urbanas”, la cantidad de vagos y maleantes, y la cantidad de extranjeros y gitanos con puestos ambulantes.

Sin embargo, esta mañana he disfrutado de lo lindo. Mi mujer y yo nos dimos un paseo temprano por el centro, con la idea de ir a darle el encuentro a la procesión de la Hermandad de la Resurrección.

La experiencia me ha encantado. He visto otra Sevilla, la Sevilla de raíces judeocristianas, la ciudad antigua y próspera. El ambiente era fresco, las calles estaban limpias, y mientras escuchábamos andando el maravilloso sonido de las campanas de la Catedral nos cruzábamos con señores de chaqueta que caminaban con sus bellas esposas, jóvenes haciendo footing, algunas parejas de policías, personas normales y tranquilas desayunando en bares.

Joder. Qué delicia. ¿Por qué no podemos vivir así siempre? ¿Por qué España y toda Europa se ha llenado de vagos y de extranjeros?

En serio, haced la prueba: pasead los domingos por la mañana temprano. A esa hora toda la escoria está durmiendo la mona, y las personas podemos disfrutar de nuestras ciudades.

¿Alguien ha hecho la prueba y ha pensado lo mismo que yo?

PS: Dejo algunas fotos, para quien le interese: la procesión de la Virgen de la Aurora (de la Hermandad de la Resurrección), y los pasos de Santa Marta (en el interior de la iglesia de San Andrés) y del Señor de Pasión (en la parroquia del Salvador).


#2

Totalmente de acuerdo. Además, es algo que no solo pasa en Sevilla o en España. En prácticamente todas las ciudades que he visitado alrededor del mundo, si las recorres entre las 6 y las 10 de la mañana, la esencia y personas que vas a encontrar, probablemente representen lo más puro y auténtico de la ciudad.


#3

Lo de exponer el cuerpo de nuestro Rey, ¿es algo nuevo que han empezado a hacer en la era de Felipe VI? No lo había oído nunca en tiempos de Don Juan Carlos I de España.

Tiene que ser una delicia pasear a esas horas por Sevilla, cuando las calles están limpias de tribus urbanas como esta:


#4

Totalmente de acuerdo… Cualquier ciudad tiene sus mejores momentos en esas primeras horas de luz solar del día. Sólo ves gente de apariencia respetable: un señor que va a comprar el pan; una señora que lleva a su nieto a desayunar a una cafetería; personal de limpieza dejándolo todo como los chorros del oro; etc. Da gusto madrugar en días como ésos.


#5

No voy a ver tu vídeo porque tiene pinta de ir sobre el típico reportero gracioso que va a pillar a tontos que no saben lo que dicen. Alguien con dos dedos de frente no se dejaría grabar para este tipo de reportajes callejeros.

Respecto a la urna del Rey Fernando III, se abre cada 30 de mayo y cada 22 de agosto. Aquí tienes un vídeo de mayo de 2011:

Y aquí tienes otro vídeo de agosto de 2007:

PS: Por cierto, ¿te ha molestado mi crítica a la gentuza? Si es así no te voy a pedir disculpas, en primer lugar porque creo sinceramente que tengo la razón y en segundo lugar porque entonces serás uno de ellos.


#6

Muy de acuerdo con casi todo lo expuesto, y sin embargo no paran de insistir en que el futuro de esta bendita tierra es el turismo, ser los camareros de europa. Lo de invertir en serio en industria que es lo que de verdad genera riqueza empleo y prestigio lo dejaremos para otro siglo. Qué pena.


#7

Sevilla es una de las ciudades más maravillosas de España. Me atrevería incluso a decir que es de las pocas ciudades cosmopolitas que no son multiculturales, aunque creo que al final terminará como todas, llenándose de moros con ganas de manifestarse.

Eso que comentas es una verdad como un puño. A mí personalmente nunca me ha gustado la noche. Por la noche los locos se reproducen por esporas. Aparece como por arte de magia lo peor de la ciudad. Sin embargo por la mañana la vida es muy distinta. Nada hay más placentero que pasear las calles de Sevilla por la mañana, visitar uno de sus muchos tesoros, tapear y disfrutar de la tradición, la educación y el orden de los sevillanos, que es mucho.


#8

La diferencia es que ForFast me hace las preguntitas a mí y se tiene que volver a su casa llorando. Coged un mapamundi mudo y abridlo delante de vuestras familias, decidles que señalen India, o China, o Bolivia a ver qué hacen. A partir de ahí podéis construir el discurso y el corta y pega que os resulte más interesante.

En referencia a lo expuesto por el OP tiene mucha razón. La noche no es para la gente de bien.


#9

Para nada sirve levantarse pronto para pasear.

Está toda la calaña que vuelve borracha de la noche, toda la gente que ha dormido en la calle y que se pasea dando tumbos, toda la suciedad sin limpiar de las calles. Olor a vómito, gente tirada en los bancos…

Levantarte pronto a pasear es hasta peligroso. Sobre todo un fin de semana. Si no te has dado cuenta, es que no lo haces con suficiente frecuencia o no has abierto los ojos lo suficiente.


#10

Es cierto que en muchas ocasiones he visto eso que dices (no sólo en Sevilla), pero ayer no vi eso. No sé si por ser un día de fiesta, quizás, la cosa fue distinta: se veía seguridad por las calles, todo limpio y fresco, y gente totalmente normal paseando.


#11

Joder pensaba que era yo el único que no vive en la aldea del Arce


#12

Hay que mudarse a barrios mejores. En mi barrio todos los días y a cualquier hora es domingo por la mañana

:gonorrea:


#13

Tengo una casa en un sitio privilegiado tanto por el entorno como por el nivel económico y social los vecinos. Es una maravilla y me encanta porque cuando me tiro alguna temporada allí es como si el tiempo no pasase, y casi siento que rejuvenezco.

Pero no quiero vivir continuamente allí. Por muy buena que sea esa urbanización, muchas veces me apetece ir al Palacio de la Ópera de La Coruña, o ir a cenar a Disfrutar en Barcelona, o ir a algún museo en Madrid, o ir a tapear a Granada. Y tengo derecho a que esas ciudades —que también son MIS ciudades— estén limpias de basura.

Sería un gran país, no digáis que no.