Si quieres entender el motor del desarrollo humano, este es tu hilo

Compañeros de Tabloide, he estado un tiempo sin publicar nuevos hilos de tema económico ya que mi tiempo libre es, por lástima, bastante escaso. Para compensar mi “ausencia” he preparado este hilo explicativo de cómo funciona la economía, que va a constar de varias partes, la verdad es que la tarea que estoy acometiendo es ardua, pero mi objetivo no es otro que extender una serie de conocimientos que creo que es importante que todos tengamos para desenvolvernos ahí fuera y que no nos tomen el pelo aquellos que salen en la tele hablando a todas horas; y si no consigo dicho objetivo con este hilo, no se cómo lo voy a hacer.

Introducción y un poco de historia

Pero dejémonos de rollos y vayamos a lo importante. Veréis, a lo largo de la historia han existido, en mi opinión, tres motores que han servido al avance hacia la integración de toda la raza humana: las religiones, los imperios y el dinero. Habrá quien no coincida conmigo y a quien le interese saber más de esta teoría. Pero, de momento, voy a centrarme en el tercero que, además, se explica a través de la economía.

¿Por qué el dinero es motor de la integración humana, si todo el mundo lo critica y lo culpa de nuestros males, como muchos eruditos llevan siglos defendiendo? Es algo sencillo de entender, aunque no es fácil de explicar. Cuando Hernán Cortés y sus hombres tuvieron los primeros contactos con los aztecas allá por 1519, los nativos no entendían la obsesión de los extranjeros por el oro. El oro era bonito, brillante y blando, por lo que era fácil de trabajar para hacer adornos pero inútil para hacer armas o herramientas, para comerciar, un azteca utilizaría semillas de cacao o rollos de tela, pero no oro, el oro no se podía comer, ni beber, ni tejer nada con él. Cuando fue preguntado sobre esto, Cortés les contestó que tanto él como sus hombres tenían una afección del corazón que se curaba con el oro.

Los aztecas no entendían que en el otro mundo, el mundo afroeuroasiático del que venían los españoles, la obsesión por el oro era infinita y se extendía por tres continentes. Incluso pueblos que eran enemigos ancestrales codiciaban el mismo metal blando e inútil. Siglo antes de este encuentro, los antepasados de Cortés y sus hombres libraron una guerra de religión contra los reinos musulmanes de Iberia. Los seguidores de Cristo y los seguidores de Alá se mataron entre sí a miles, quemaron sus campos y arruinaron ciudades… todo ello para mayor gloria de sus respectivos dioses.

Los conquistadores no solo celebraban sus victorias con triunfos y construyendo mezquitas o iglesias sobre las ruinas de otras iglesias o mezquitas, en el caso de los cristianos, también acuñaban monedas nuevas de oro y plata con la señal de la cruz y grabados de agradecimiento al salvador. Pero al mismo tiempo, otras monedas eran acuñadas en los reinos cristianos, unas monedas cuadradas con un mensaje ligeramente distinto: “No hay otro Dios más que Alá, y Mahoma es el mensajero de Alá”, estas monedas eran los millareses, también de oro y plata. Estas monedas eran usadas por los buenos cristianos temerosos de Dios, y hasta los obispos de Melgueil (Melguelh, Francia) y Agda las hicieron acuñar.

Mientras tanto, al otro lado del estrecho, los comerciantes moros y árabes utilizaban a diario en sus negocios monedas cristianas como los ducados venecianos y los florines florentinos. Incluso los imanes musulmanes enardecían a los fieles para emprender la yihad contra los cristianos mientras cobraban alegres sus tributos en monedas con grabados que invocaban a Jesucristo y al Dios cristiano. Y es que una economía de favores y obligaciones (trueque) no funciona cuando hay un gran número de extraños pretendiendo cooperar. El dinero no son las monedas dedicadas a Alá ni los Euros, el dinero es cualquier cosa que la gente esté dispuesta a utilizar para representar de manera sistemática el valor de otras cosas con el propósito de cambiar bienes y servicios**.

Otro buen ejemplo es el denario, la moneda de Roma era tan fuerte que a la gente le gustaba recibir su paga en denario incluso fuera del imperio. En el siglo I d.C. la moneda romana era un medio de pago aceptado en mercados de la India, pese a que la ciudad romana más cercana se hallaba a miles de kilómetros. Los indios tenían una confianza en la moneda romana tan fuerte que cuando los gobernadores de la región acuñaron su propia moneda diseñaron esta a imagen y semejanza de los denarios romanos, incluso con la efigie grabada del emperador en ellas. El denario se acabo convirtiendo en el sustantivo del propio dinero. Los califas musulmanes arabizaron el nombre hasta denominarlo “dinar”, el cual sigue siendo moneda oficial en Serbia, Macedonia, Túnez y Jordania, entre oros países.

El sistema lidio de acuñación de moneda (el primero conocido) se extendió desde el mediterráneo hasta la India y extendió fuertes lazos con el sistema surgido en China, que consistía en monedas de bronce y lingotes de plata y oro sin marcar, pero tenían suficientes cosas en común para que se establecieran relaciones comerciales en las zonas chinas e indias. Posteriormente, los comerciantes y los conquistadores cristianos y musulmanes extendieron su fe y su moneda a los lugares más alejados de la tierra. A finales del siglo XVIII, todo el mundo era una zona monetaria común fundada en el oro y la plata, y posteriormente en las divisas actuales, de las cuales solo unas pocas gozan de la confianza de todos, como el Euro, el Dólar, el Yen y la Libra inglesa.

La aparición de esta zona monetaria transnacional y transcultural puso los cimientos para la unificación de África, Europa y Asia primero, y América y Oceanía después. Las personas seguían hablando distintas lenguas, siendo súbditos de distintos gobiernos y adorando a dioses diferentes, pero todos creían en el oro y la plata en general, y en las monedas de oro y plata, en particular. Sin esta creencia compartida, las redes comerciales y monetarias actuales no hubieran sido posibles. El oro y la plata traídos de América permitían que los comerciantes europeos compraran tejidos y especias asiáticas, con lo que movían la maquinaria del desarrollo económico a nivel global que va de la mano del desarrollo humano. Esto no habría sido posible si los chinos no tuvieran la misma enfermedad de corazón que Cortés y sus hombres.

Y os preguntaréis cómo es posible que a todos los seres humanos les llegara a afligir ese mal del corazón. La respuesta es simple y la da la economía a través de la clásica ley de oferta y demanda. Consideremos el caso hipotético de a los indios no les interesara el oro cuando se abrieron canales de comercio entre Europa y la India. En tal caso, en la India el oro apenas tendría valor mientras que en el mediterráneo era un instrumento codiciado para mostrar estatus social. Debido a esto, los mercaderes que viajaban entre la India y el Mediterráneo se darían cuenta de la diferencia de valor del oro entre ambos continentes. Para obtener un beneficio, comprarían oro barato en la India y lo venderían bien caro en Europa, llevándose unas ganancias sustanciales (esto se sigue haciendo hoy en día en el sistema financiero, se llama arbitraje). Debido a esto, la demanda de oro en la India habría aumentado mucho, provocando subidas del precio de éste, mientras que en Europa la entrada masiva de oro en oferta provocaría una bajada de su precio. Al cabo del tiempo, el valor del oro en la India y en Europa se habría acabado igualando. Es decir, el mero hecho de que los comerciantes europeos creyeran en el oro, habría hecho que los indios también lo acabaran haciendo, aunque no le dieran uso real, valorarían el oro al comprobar que era valioso para otros.

Los cristianos y los musulmanes, pese a no poder ponerse de acuerdos en la naturaleza de lo divino pueden no obstante coincidir en una creencia monetaria, porque mientras que la religión nos pide que creamos en algo, el dinero nos pide que creamos que otros creen en algo. El dinero es, en otras palabras, el zenit de la tolerancia humana. El único sistema de confianza para todos, creado por el ser humano que puede sobrepasar cualquier barrera cultural, y que no conoce la discriminación. Gracias al dinero, personas que ni siquiera se conocen, pueden cooperar de forma realmente efectiva.

Para que los sistemas comerciales complejos funcionen, el dinero es indispensable. En una economía monetaria, un panadero solo necesita memorizar el precio atribuible a cada tipo de pan, no necesita memorizar una tabla infinita de referencias de panes con zapatos, vacas, cabras, servicios jurídicos y utensilios. El dinero es un medio universal de intercambio que permite convertir casi todo en casi cualquier cosa. El músculo se convertía en cerebro cuando un capitán de los tercios compraba libros y financiaba su carrera universitaria con sus prestaciones militares de su etapa en Flandes. La salud se convierte en justicia cuando un médico invierte su renta en contratar a un abogado. Incluso las prostitutas del siglo XV cambiaban sexo por salvación cuando invertían sus ganancias en comprar perdones e indulgencias a los religiosos de la Iglesia católica.

La economía es el estudio del comportamiento humano en relación con el dinero. A menudo pensamos que la economía es algo extremadamente complejo y difícil de comprender. Bueno, pues voy a demostrar que eso no es cierto (hasta cierto punto). La economía puede parecer compleja vista desde la distancia, pero si nos acercamos, veremos que no la economía no es más que la agregación de cosas muy simples. La transacción es a la economía lo que el átomo es a la física.

La transacción

Una simple transacción entre dos partes en la que se intercambian bienes, servicios o instrumentos financieros por dinero. Un mercado no es más que un conjunto de compradores y vendedores intercambiándose estas cosas. Y una economía es la agregación de todas las transacciones en los mercados que la forman. Por ello, la economía no es más que la agregación de billones (o más) de transacciones.

Por lo tanto, para cualquier mercado o calquier economía, si conocemos el total de dinero (o crédito) gastado y el total de bienes vendidos, sabemos todo lo necesario para entenderlo. Por ejemplo, dado que el precio de cualquier bien (€ Total) es equivalente al dinero total gastado por sus compradores dividido entre la cantidad total vendida (Q Total), para entender o prever el precio de algo solo necesitamos prever € Total y Q Total.

En un mercado hay muchos compradores y vendedores, todos con diferentes intereses y objetivos, las motivaciones de los compradores más importantes son normalmente fáciles de entender y agregarlas para entender la economía es sencillo si partes desde las transacciones. Esta perspectiva de oferta y demanda es diferente de la perspectiva tradicional en la que tanto oferta como demanda se miden en cantidad y la relación de precio entre ellas es descrita en términos de elasticidad.

Lo único que hay que entender sobre esta parte del modelo es que el gasto (€) puede darse de dos formas: dinero y crédito. Por ejemplo, cuando vas al supermercado a hacer la compra, puedes pagar en dinero contante y sonante o puedes pagar con una tarjeta de crédito. Si utilizas el segundo método, estás creando crédito, que la promesa de entregar dinero en una fecha futura determinada, obligación que no tendrás si pagas con dinero.

En resumen, hay diferentes tipos de mercados, diferentes tipos de compradores y vendedores y diferentes métodos de pago que forman la economía. Todos los cambios en la actividad económica y todos los cambios en los precios de los mercados financieros están sujetos a cambios en la cantidad de dinero o crédito gastada en ellos (€ Total), y las cantidades vendidas de ellos (Q Total).

Para simplificar, podemos establecer una clasificación sobre los compradores, los cuales pueden venir de:

  1. El sector privado
  2. El sector estatal
    En el sector privado se encuentran los hogares y las empresas, que pueden ser nacionales o extranjeros. El sector estatal consiste principalmente en gobiernos y bancos centrales, estos últimos poseen el monopolio de la creación del dinero y lo gastan bñasicamente en instrumentos financieros.

**Debido a que el dinero y el crédito, y a través de ellos, la demanda, son más fáciles de crear (o de frenar su creación) que la producción de bienes, servicios e instrumentos financieros, tenemos ciclos económicos.

Cómo funciona el sistema de mercado

Como mencionaba arriba, los agentes económicos compran y venden bienes, servicios e instrumentos financieros, y pagan por ellos con dinero o crédito. En un sistema de mercado, este intercambio se realiza mediante la libertad de elección, es decir, hay “mercados libres” en los que compradores y vendedores realizan sus transacciones para satisfacer sus propios intereses.

Por otro lado, mientras que el volumen de dinero existente está bajo control de los bancos centrales, el volumen de crédito existente puede ser creado a partir de la nada, aunque también sea influenciado por éstos. Por ejemplo, dos partes pueden acordar una transacción pagada a crédito (aunque esta decisión venga en parte influenciada por las políticas monetarias de los bancos centrales). Durante las burbujas se crea más crédito del que posteriormente puede ser satisfecho, lo cual da lugar a las quiebras posteriores.

Cuando se producen contracciones en el capital, esto es, en la inversión. , también se producen contracciones económicas. Hay dos causas típicas para estas contracciones, que son conocidas como recesiones, contracciones en un período corto del ciclo de deuda, y depresiones, que son contracciones dentro de un desapalancamiento. Las recesiones son más conocidas por el gran público porque ocurren con relativa frecuencia y prácticamente todos hemos vivido alguna, mientras que las depresiones y los desapalancamientos son generalmente poco entendidos al suceder con menor frecuencia.

Un ciclo corto de deuda surge de a) una tasa de crecimiento del crédito más rápida que la tasa de crecimiento de la capacidad de producción (Q Total) de la economía, lo cual lleva a subidas de precios § hasta que b) la tasa de crecimiento del gasto se ve reducida por la reducción del dinero y el crédito, en ese momento es cuando se produce la recesión. Es decir, una recesión es una contracción económica producida por una contracción en el endeudamiento del sector privado fruto de una política monetaria restrictiva del banco central (habitualmente con el objeto de reducir la inflación), que termina cuando el banco central relaja su política monetaria.

**La recesión culmina cuando los bancos centrales bajan los tipos de interés para estimular la demanda de bienes y servicios, puesto que los tipos bajos 1) reducen los costes de la deuda; 2) reducen los pagos mensuales (costes de facto) de los activos comprados a crédito, lo cual estimula la demanda; y 3) dan lugar a una subida de los precios de los activos generadores de rentabilidad como acciones, bonos e inmuebles a través del efecto de la ley financiera de descuento de los flujos de efectivo esperados a una tasa de interés menor, dando lugar a un “efecto de riqueza” en el gasto.

En contraste:

Un ciclo largo de deuda surge cuando el endeudamiento que crece más rápido que el dinero y los ingresos hasta que no puede crecer más porque el crédito se vuelve demasiado caro, normalmente, cuando los tipos de interés no pueden reducirse más. Un desapalancamiento es el proceso por el que se reduce la carga de deuda. Los desapalancamientos terminan normalmente a por una mezcla entre 1) reducción de la deuda, 2) austeridad y 3) monetización de la deuda.

La depresión es la fase de contracción económica del desapalancamiento. Se produce cuando la contracción de la deuda en el sector privado no puede ser corregida por el banco central reduciendo el precio del dinero (tipos de interés). En las depresiones, a) un gran número de deudores tienen obligaciones de entregar más dinero del que poseen, y b) la política monetaria es inefectiva en reducir los costes de la deuda y estimular la concesión de crédito.

Para aclararnos, mientras que las depresiones son las fases contractivas del un desapalancamiento, los desapalancamientos pueden ocurrir sin depresión ninguna si son bien gestionados. Las diferencias en en comportamiento de los gobiernos en recesiones y desapalancamientos son un buen indicativo de cual está ocurriendo. Por ejemplo, en desapalancamientos, los bancos centrales normalmente imprimen dinero que usan para comprar cantidades ingentes de activos financieros para compensar la disminución del crédito en el sector privado, mientras que estas acciones no se producen durante las recesiones. Además, en los desapalancamientos, los gobiernos a menudo gastan mucho más para compensar la caída del gasto en el sector privado.

Pero no nos precipitemos,pues estos dos tipos de contracciones son tan solo partes de dos tipos de ciclos explicaré más adelante.

Las tres grandes fuerzas

Existen tres variables que impulsan la actividad económica por encima de todas: 1) la productividad, 2) el ciclo de deuda a largo plazo y 3) el ciclo de deuda a corto plazo. Cada uno de ellos luce así, respectivamente.

Posteriormente profundizaremos en estas tres fuerzas y explicaré como, sobreponiendo el típico ciclo de deuda a corto plazo sobre el típico ciclo de deuda a largo plazo, y a su vez sobreponiendo ambos sobre el crecimiento de la productividad, uno puede derivar un buen modelo para seguir la inmensa mayoría de los movimientos de la economía. Estas tres fuerzas se aplican a las economías de todos los países, pero mis ejemplos se centran en la de USA, principalmente porque es de la que más datos se disponen, pero repito, esto es aplicable a todos los países con una economía de mercado.

En los próximos capítulos iré explicando cada una de estas tres fuerzas de la economía.


11 Me gusta

Magnífico aporte @BattleBorn, da gusto leeros.

1 me gusta

Gran post. ¡Enhorabuena!. Quedo a la espera de la siguiente entrega.

1 me gusta

Interesante, gracias. sobreponiendo el típico ciclo de deuda a corto plazo sobre el típico ciclo de deuda a corto plazo esto al final está bien?

1 me gusta

Typo mío, se trata de sobreponer el gráfico del ciclo a c/p sobre el del ciclo a l/p. Editado.

1 me gusta

Bueno los QE "expansión cuantitativa " Americana y europea que han llevado a la existencia de tipos de interés negativos introduciéndonos en “aguas desconocidas” trastocan todas las teorías económicas clásicas.

De hecho se aplicó para evitar la implosión del mercado de derivados que ya nadie controlaba al ser los colaterales superiores a la vida human del subyacente “homo sapiens”

Ahora tras el periodo 2008 - 2018 en el que simplemente se trató de evitar la implosión de todo, se trata de la renovación los sistemas de consenso sobre el valor y los intercambios. Brexit si brexit no? en fin el día de la marmota, porque unos ganan y otros pierden.

Algo que ya se hacía en Roma y que se perdió con la creación del dinero deuda como forma de control mundial.

==============
Esta sección se inspira y cita ideas expuestas en la conferencia pronunciada por D. José Antonio Alepuz
Sánchez el 19 de enero de 2017 en la Academia Matritense del Notariado, Madrid, bajo el título
simplificado de “El Dinero: Pasado, Presente y Futuro?

Síntesis.
El verdadero dinero es un estándar neutro y externo a los bienes y servicios intercambiados en transacciones
secundarias, que permite reducir el problema de la coincidencia de deseos o necesidades en los intercambios
primarios o trueques.
Como tal estándar neutro, el dinero no puede tener precio, y por ello determina la función precio. Como
estándar externo, no puede formar parte, ni siquiera nocionalmente, del conjunto estandarizado.
El dinero fue una creación del Derecho Romano donde la base monetaria respondía al estándar cuántico
universal 21/79. En Roma, el dinero era “dinero cuántico” donde la proporción entre dinero y bienes era 21/79,
que es el estándar cuántico universal.
El Sistema Monetario Romano descansaba en un modelo numérico mensurativo particional sin margen de error,
basado en un valor racional del número Pi 3.15, el modelo binario -1.1 y el estándar cuántico 21/79, que son las
leyes que regían Universo cuántico o matérico romano.
La base monetaria era un equity colectivo de unidades monetarias incorporales proporcionada al
“confinamiento terrenal” del estándar cuántico universal 21/79. Dicho estándar producía de forma automática la
determinación del valor de los activos reales sin necesidad de política monetaria

El Sistema Monetario Romano era en sí mismo un Modelo de Equilibrio General de Asignaciones Netas, sin necesidad
de contabilidad por partida doble al no existir economía financiera. La ordenación romana de la riqueza usaba las
mismas categorías conceptuales de la Física Cuántica actual.
El dinero era lo mismo que el recientemente descubierto “campo de bosones de Higgs” que son partículas
elementales matéricas sin masa atómica que definen el valor atómico.
Hoy, sólo la criptomoneda Bitcoin es dinero cuántico. Su base monetaria está limitada a 21 millones de unidades
monetarias. Por ello no precisa política monetaria. El concepto de cadena de bloques sobre el que descansa es el
mismo que el modelo mensurativo romano. Y el modelo de intercambio que utilizará el derecho económico digital
(“Smart Contracts” y “Smart Orders”) reproduce los contratos y las acciones nominadas del Derecho Romano.
El concepto actual de dinero como “fiat money”, no permite atribuirle la condición de estándar. De ahí la necesidad
de política monetaria. El Status Quo actual está basado en conceptos universales aberrantes.
Debemos prepararnos para el inexorable cambio de Paradigma que supone la vuelta del dinero cuántico 21/79. El
formato digital del dinero cuántico 21/79 evita la perversión del modelo, pero trae nuevos y complejos retos.
El presente trabajo es multidisciplinar y demuestra por qué Pi vale 315, por qué el modelo binario Universal es -1.1,
por qué el estándar cuántico es 21/79 y por qué hay 315 elementos en la tabla periódica de los cuales 157 son de la
materia, 157 son de la antimateria, y uno es el de transición que explica las supernovas desde los agujeros negros,
siendo el espacio la inversa del tiempo y no existiendo relatividad general.
Un nuevo paradigma. Un nuevo mundo. Nuevos retos.

Cosas tremendamente simples como la velocidad del dinero para borrar las deudas no te las van a explicar en ninguna facultad de Economía.

Jondred Dollar”
https://www.youtube.com/watch?v=jYekI9j-HE4

Ni el dinero deuda

https://www.youtube.com/watch?v=rlzMCO6l8Cw

https://www.youtube.com/watch?v=ezcWNpU1HGA&feature=youtu.be

Ni por supuesto la complejidad de la eliminación de los derivados.

Cosa sencilla de entender si fueras como un niño contando canicas o los cubos que te explican aquí para saber cuanto valen las cosas.

Por ejemplo nuestro PIB 11 cubitos el de California 31 … los derivados ya es otro asunto.

Haced el bien que es lo único importante caballeros.

Hay puntos interesantes en lo que has compartido. Sin embargo, no coincido para nada en algunas cosas:

  1. …han llevado a la existencia de tipos de interés negativos introduciéndonos en “aguas desconocidas” trastocan todas las teorías económicas clásicas

Realmente, no son aguas desconocidas, sólo hay que atender a las últimas décadas de la economía japonesa para ver las similitudes de la situación en occidente con la trampa de liquidez que el BoJ ha generado allí.

  1. El verdadero dinero es un estándar neutro y externo a los bienes y servicios intercambiados en transacciones
    secundarias, que permite reducir el problema de la coincidencia de deseos o necesidades en los intercambios primarios o trueques.

¿Verdadero dinero? Si con dinero verdadero te refieres al dinero como se configuró en origen, que quede claro que éste no era externo a los bienes y servicios comerciables en el tráfico económico porque, para empezar, formaba parte de ellos. Como el ejemplo de los aztecas con las semillas de cacao o los rollos de seda, o las civilizaciones de oriente próximo con el grano. El dinero era un bien de uso real: alimento, ropa, etc.

Y si hablamos de dinero-moneda, como el sistema lidio, seguimos en las mismas, pues éste sigue ligado a una materia prima como los metales.

  1. Como tal estándar neutro, el dinero no puede tener precio, y por ello determina la función precio.

Al partir de la premisa errónea de arriba, se deriva una teoría desacertada. El precio del dinero es el interés, ligado al coste de oportunidad y al riesgo de crédito. Aprovechando la ley de oferta y demanda del mercado interbancario, los bancos centrales modifican la oferta de dinero para alterar su precio, esperando que se cumplan una serie de efectos en la economía real a través del llamado mecanismo de transmisión de la política monetaria.

  1. El dinero fue una creación del Derecho Romano…”

Falso de toda falsedad. En el post original explico el origen del dinero. Y ni de lejos fue una creación romana. El dinero ya era utilizado en las primeras civilizaciones. Y el primer sistema monetario del que se tiene constancia es el lidio, del siglo VII a. C. Muy anterior a la acuñación de moneda en Roma, que se inicio durante el período republicano.

  1. En cuanto a lo de la teoría del estándar cuántico en el sistema monetario romano… Agradecería que me pasases más info sobre ello, pero sinceramente, por lo que he leído me huele un poco a sesgo de confirmación.

  2. En el texto que has compartido, se trata el sistema monetario romano como una maravilla de la invención humana. Cuando la realidad distaba mucho de ser así. De hecho hay numerosos papers sobre las crisis económicas sufridas en el imperio romano motivadas principalmente por dos factores: la esclavitud y la devaluación abusiva de la moneda, que provocaba hiperinflación.

Un saludo.

Aquí tienes parte de la exposición.

Y sí, ha ha habido dinero de todo tipo y color como la sal de ahí la palabra Salario.

La definición se usa para llegar al concepto de dinero cuántico. El dinero romano si fue el primer intento de lograrlo pese a que quedó “materializado” en sus monedas. Que luego se confundieron con el estándar “interno”

Saludos y relaciónalo con los nuevos sistemas de creación de dinero especialmente los protocolos blockchain vivos…

http://www.elnotario.es/hemeroteca/revista-74/7760-el-dinero-pasado-presente-y-futuro

EL siglo XXI transmutará el dinero en inforrmación y finalmente la moneda de cambio será el tiempo… como ya nos anticipan en esta película.

https://www.youtube.com/watch?v=2wfkvB4k3fg

In time

https://www.youtube.com/watch?v=y9DgUkYNyPA

Recuerda que aun nadie puede cuantificar los derivados ni el volumen real de la banca en la sombra
https://msiainforma.org/es/el-sistema-bancario-internacional-entra-en-aguas-peligrosas/

Investiga también NESARA y GESARA

J.