Suecia declara su rendición al islam


#1

Acojonante mensaje emitido en la TV sueca. Genuflexión y rendición de Suecia, abanderados del buenismo y lo pusilánime. Lo que está sucediendo en Suecia ya se ha tratado en otros hilos y con un googleo rápido se puede encontrar mucha y muy asquerosa información.

Personalmente tuve ocasión de ir a Oslo hace 3 meses, y el panorama era dantesco, se hace difícil dar una cifra, pero en torno a un 30% de la población, era inmigrante, y no ingenieros con un máster y ganas de construir vínculos democráticos.

El vídeo en cuestión es el siguiente: https://youtu.be/8XIGic4PvFQ

Lo peor de todo es que Suecia, aunque no es miembro de la NATO, si lo es de la EU, y ya sabemos que una cadena es tan fuerte como lo sea su eslabón más débil.


#2

Este debate se acabaria rapido descentralizando elpoder politico y adoptando un sistema de fronteras privadas, que cada autonomia decida. En lugar de eso tenemos a la UE imponiendo sus ideas al resto.


#3

Entre el sistema de fronteras y el BCE, tenemos un negociazo con la UE…


#4

Me he perdido ¿Oslo no está en Noruega? ¿O te refieres a las políticas migratorias de todos los países escandinavos?


#5

Yep, releyéndolo es cierto que queda raro hahaha. Pero sí, en ese caso aludía a la tónica general de los países escandinavos, que como en tantas cosas, en políticas migratorias muchas veces se vienen a dar la mano.


#6

Si te va el tema, justo estaba buscando un artículo que acabo de encontrar y que en su momento me pareció tela marinera: http://mobile.nytimes.com/2015/12/20/world/europe/norway-offers-migrants-a-lesson-in-how-to-treat-women.html?0p19G=c


#7

Me resulta curioso que en el video dice “no solo se tienen que integrar los nuevos suecos a la antigua Suecia, sino que también los viejos suecos se tienen que integrar a la nueva Suecia”. Me parece que confunden integración con mezcla.


#8

Ahora lo leeré completo. Pero tener que enseñarle a alguien que “forzar a una mujer está prohibido en Noruega, aunque sea tu mujer” tiene cojones.


#9

A ver si una nueva ola de black metal que en vez (o a parte) de cristianos persiga a musulmonos.

Está claro que esta gente no sigue el “allá donde fueres, haz lo que vieres”.


#10

Eso es lo más siniestro. Cómo nos la juegan con el lenguaje. “Nuevos suecos” “viejos suecos” como si todos fuesen suecos. Como si ser sueco fuese tener un pasaporte que pone Suecia y no ser parte de un pueblo, heredero de una historia porque tienes sangre sueca. Como dije en otro hilo… un pollo por nacer en un establo no es caballo.


#11

Yo he emigrado a Alemania. Allí se almuerza a las 12, no se duerme siesta y a partir de las 10 está prohibido hacer ruido. Es su país, son sus costumbres, y yo como invitado que soy me intento adaptar lo mejor que puedo. Yo me intento integrar en Alemania, no le voy a pedir a los alemanes que se adapten a mi. Claro que cuento con la ventaja de que un español y un aleman en el fondo son bastante parecidos, al final tenemos una cultura común, llamese juedeocristiana, europea, occidental o lo que sea.

Ahora bien, mezclar agua y aceite y decir que eso es integración, me parece cuanto menos un abuso del lenguaje


#12

Es una campaña de una ONG cristiana que defiende este tipo de visión. En la web de la campaña: http://detnyalandet.nu/ se puede encontrar la versión oficial de la traducción al castellano:

El nuevo país
No hay vuelta atrás. Suecia nunca va a volver a ser el país que era.
Se trata de ser conciente de la realidad del mundo de hoy, Suecia
necesita ser un lugar seguro para personas que huyen por sus vidas.
Algunos añoran el tiempo pasado. Está bien añorar, está bien hablar
de lo que fué, pero tenemos que encontrar caminos hacia adelante,
tenemos que encontrar nuevas formas de vivir juntos. Porque ahora
Europa y Suecia les tocan enfrentar un cambio.
Ya es hora de aceptar que los nuevos suecos van a ocupar espacios
con cultura, idioma y costumbres, y ya es hora de verlo como una
fuerza positiva. El nuevo país implica formar un futuro nuevo. El ser
sueco debe poder ser mucho más que el color de piel y el lugar de
nacimiento. Tiene que poder ser tú, yo y todos juntos.
No son solamente los nuevos suecos los que deben ser integrados.
Todos debemos ser integrados, incluso los suecos ya establecidos.
Integración no significa que un grupo debe adaptarse al otro o que
todos deben pensar, hacer y sentir del mismo modo. La integración se
trata de encuentros, y los encuentros auténticos requieren de
reciprocidad.
Podemos construir un futuro basado en partes iguales de realidad y
esperanza en el futuro. Podemos formular un sentimiento más grande
de “nosotros” y podemos construir un país donde el odio y el miedo
queden a un lado. Todos tenemos el nuevo país dentro de nosotros,
en nuestros puntos de vistas, pensamientos y acciones. Ya es hora de
construir un país orgulloso, inclusivo y sustentable - algo nuevo.
El nuevo país.

Para vuestra tranquilidad decir que si se hacen estos anuncios es porque esta forma de verlo no está precisamente extendida en Suecia. Yo he estado viviendo en Suecia y allí llevan 30 años sabiendo lo que es tener refugiados, y saben los problemas que ello conlleva. A principios de los 90 tenían muchos follones con los campos de refugiados, esto está muy bien tratado en las novelas de Henning Mankell.


#13

“Personalmente tuve ocasión de ir a Oslo hace 3 meses, y el panorama era dantesco (…)”.

Oslo no está en Suecia, sino en Noruega.


#14

Lo interesante de esto es como no se trata de convencer al inmigrante que acepte que ha emigrado a un lugar con otras costumbres, sino convencer al nacional que acepte a los inmigrantes y sus costumbres.

En vistas a la integración de los que llegan a europa que todas las europeas lleven hijab, por respeto.

Una cosa es ser bueno y otra cosa es pasarse de gilipollas.

:pdrsnchz::echeminga:


#15

Confirmo lo dicho por @Wellington , en Alemania la gente en la calle empieza a estar cada vez más mosqueada con el tema de los refugiados. Lo que pasa es que da miedo decirlo, porque nadie quiere que le tachen de racista, y menos los alemanes que les da miedo que les llamen nazis, pero después de tres cervezas te lo confiesan en voz baja.


#16

Lee un poco más arriba, máquina.


#17

Es comprensible que haya gente que huya de la guerra, obligatorio para algunas personas. Pero como cualquier padre diría, mi casa, mis normas. Y si no te gustan te buscas otra casa. No se trata de sometimiento. Sino del respeto a las personas y el lugar que te ha acogido.

Lo que está ocurriendo es un inmenso caballo de troya.

Con todos mis respetos a la gente buena que llega en paz y pasa desapercibida, que la habrá.

Al fin y al cabo el Islam no es el problema, son las personas, sus interpretaciones y las acciones que realizan por defenderlas.

No cerraría las fronteras, pero pondría controles en todas ellas. Europa no es EUA, a europa se llega en coche desde medio mundo.


#18

El problema si es el Islam que en sus Sura, versículos del Corán donde se pide la guerra y someter al no converso


#19

Una de las características de la modernidad es el FALSO DEBATE y la CONFUSIÓN. Lo que se traslada a la opinión pública (mejor dicho, lo que se construye como tal) es un falsa dicotomía entre dos posturas enfrentadas, con las que ocultar lo esencial de la cuestión a tratar. Además, sumado a esto (y formando parte del engaño) en todos los debates se mezclan los intereses del pueblo llano (o mejor dicho, los que deberían ser sus intereses) con los de las élites que los dominan y someten.

Pues bien, hecha esta salvedad, lo que está claro es que el ISLAM (tanto el “moderado” o “asimilado”, como el “radical” en segunda instancia), es de mucho interés para las élites occidentales, concretamente europeas, y lo es por la sencilla razón de que es un sistema de dominación que se muestra firme y vigoroso a lo largo de los siglos, a diferencia del sistema de dominación occidental, que da síntomas claros de agotamiento.

Hasta ahora los poderes fácticos en occidente han optado por degradar-someter al pueblo llano por medio del hedonismo-consumismo y han apretado tanto en esa dirección que las sociedades europeas ya no son viables económicamente, la gente ya no es funcional ni siquiera para producir-consumir, a diferencia de lo que ocurre con las potencias emergentes o emergidas. Además han impulsado la división-enfrentamiento (feminismo, homosexualismo, inmigracionsmo, antirracismo, etc.) y esto va creando al caldo de cultivo necesarario para la siguiente etapa…

Europa es un geriátrico, Europa está endeudada y Europa no tiene fuentes de energía, ¿quién tiene esos tres recursos (demografía sana, dinero y petróleo)? casualmente el ISLAM. La otra opción geográfica (geopolítica) es Rusia, pero ésta es un rival imperialista de primer orden, y EEUU nunca ha permitido ni permitirá una alianza entre aquélla y Europa, ya que supondría el fin de EEUU como primera potencia mundial. El papel de China está por ver, pero algo tenemos seguro: también quiere ser la primera potencia mundial (con Rusia como aliada) y las élites de occidente tratanb de evitarlo…

La opción ISLAM no sólo es ahora la mejor opción para las élites europeas, también lo ha sido en otras épocas; los nazis y otros poderes europeos ya coquetearon con él y, finalmente, después de la segunda guerra mundial los vencedores usaron al islam como arma contra el comunismo. Otra colaboración importante fue cuando el imperio visigodo ibérico estaba en decadencia, con enfrentamientos internos y con sublevaciones por doquier en todo su territorio; en esa situación una de las facciones enfrentadas INVITÓ a los musulmanes a entrar… esa fue la famosa y sangrienta invasión musulmana que duró tantos siglos. Y esa invitación tuvo lugar porque las élites visigodas vieron en ella la única opción de mantener su status.

Ahora estamos en un momento histórico en el que las élites de occidente vuelven a necesitar al ISLAM… Una pregunta que surge es, ¿por qué entonces los atentados terroristas*** islámicos en Europa?, ¿no son acaso contraproducentes a la hora de introducir, poco a poco, el Islam? Si nos quedamos en los titulares, en lo superficial, en lo mediático y en lo frívolo, la respuesta es SÍ. Pero si analizamos lo que ESTÁ SUCEDIENDO en realidad, dejando a un lado prejuicios, ideologías y dogmatismos, lo que vemos es que, so pretexto de luchar contra el islam radical, lo que se hace es proteger al islam moderado-integrado, favoreciendo así su expansión. ¿Cómo y cuándo lo hacen?.. Vemos claramente como a cada atentado terrorista islámico se suceden reacciones de la ultraderecha y, contra ésta, reacciones de las izquierdas y el progresismo; y como síntesis de todo ello los gobiernos promulgan medidas que “satisfacen” a los dos bandos (falsos bandos creados para consumo de masas…); ¿y cuales son esas medidas?

1- Aumentan los recursos contra el terrorismo (incluido, y sobre todo, el terrorismo islámico).
2- Aumentan las medidas de integración y protección de los inmigrantes pacíficos y moderados. No en vano nos repiten constatemente que los más perjudicados del avance del ISIS son los millones de musulmanes que huyen de aquellas tierras y que llegan a Europa con el atributo de REFUGIADO (status superior al del inmigrante por razones económicas). En cambio, apenas llegan a Europa algunos de los cientos de miles de cristianos sirios que, en buena lógica deberían ser (y son) los más perseguidos por el ISIS y los primeros en querer llegar a Europa, siendo como son, por razones obvias, mucho más asimilables que los musulmanes.

¿Por qué los estados europeos permiten y/o impulsan todo esto? ¿Por qué no favorecen la integración a secas del islam moderado sin necesidad del islam radical, es decir, sin necesidad de terrorismo? pues por razones obvias: los pueblos europeos no lo aceptarían. En cambio, presentando al MAL ABSOLUTO antes nuestras narices (como es el ISIS ahora, y antes el nazismo, o el comunismo…), todo lo demás nos parece aceptable, cuando no fantástico, incluido el islam “moderado”… e incluida nuestra propia degradación, ya que ante tanto “terror externo” nuestra degradación (inmensa realmente) parece poca cosa…

Es el método más antiguo de dominación: infundir MIEDO a lo externo mediante la creación a tal efecto de un monstruo; al mismo tiempo que se promueve la arrogancia y el engreimiento como miedo a lo interno, esto es, miedo a descubrir y aceptar nuestra propia degradación; conclusión (síntesis): el problema es el monstruo y no yo (no nosotros).

*** No hace falta que sean atentados de falsa bandera, quizá sean, ciertamente, atentados reales promovidos por las élites islámicas para meter prisa a sus homónimas europeas en el sentido de ir cumpliendo con la agenda pactada (que iría con retraso); pero una cosa está clara: sea cual sea el origen de los atentados, las consecuencias de los mismos son las mencionadas: medidas de protección y promoción del islam moderado-integrado (so pretexto de combatir al islam radical).

Obviamente todo esto es muy resumido y se puede matizar mucho más pero, en esencia, ese es el momento histórico en el que nos encontramos: antes de que las minorías poderhabientes atisben una mínima posibilidad de que la gigantesca degradación occidental (a la que ellas han llevado a sus pueblos) sea revertida por los propios pueblos europeos (previa toma de conciencia) será “corregida” por un nuevo sistema de dominación (con el islam como herramienta), no sin que corra, por supuesto, bastante sangre en el ínterin. Y esto no significa que el “bien” gane al “mal” (ni viceversa), sino que el MAL se actualiza a las nuevas condiciones.

En nuestras manos está evitar pasar de la más absoluta degradación en un sentido (hedonismo, epicureísmo y pusilanimidad hasta el infinito), a la más absoluta degradación en el sentido contrario. Para ello lo primero es tomar conciencia de lo que somos, o en lo que nos hemos convertido, poco más que piltrafas; y una vez asumida nuestra condición actual, debemos tomar las riendas de nuestro destino, sacar fuerza de donde no la hay, llenarnos de razones, y todo ello junto a nuestros iguales; por tanto, hay que prescindir de las castas de expertos que dirigen nuestras vidas, y que conforman los ESTADOS y el GRAN CAPITAL; pero éstos sólo podrán ser despojados de su poder y sus poltronas cuando tengamos un proyecto y una estrategia, porque la violencia a secas lo único que construiría (en el mejor de los casos, es decir, en caso de “victoria”) una sociedad revanchista que en nada mejoraría cualitativamente la anterior. Un ejemplo de ello lo tenemos en Espartaco; él era ciudadano tracio libre y cuando fue hecho prisionero lo alistaron en las legiones romanas; se escapó y, una vez capturado de nuevo, fue convertido en esclavo gladiador. Cuando se volvió a escapar reunió a un ejército de 50.000 esclavos, con la particularidad de que el 99% de ellos eran esclavos de nacimiento (por tanto, no conocían la libertad, y mucho menos la responsabilidad y esfuerzo sin fin que ésta conlleva)… Después de que los esclavos aprovecharan las primeras victorias ante las legiones romanas, para destruir, matar y violar sin miramientos a soldados y civiles, Espartaco se dio cuenta de que no iban a construir una sociedad mejor y que, además, por ello mismo, la victoria era imposible, dado que no había una componente moral superior en su ejército comparado con la tiranía de Roma.

Lo dicho, el Islam no está aquí por casualidad, y tampoco sólo por el mérito de las élites islámicas, sino porque lo necesitan las élites locales y por nuestra absoluta degradación: la absoluta degradación del pueblo llano; un pueblo llano que está tanto o más degenerado que las élites del poder de las que emana tal degradación… Salviano de Marsella describió de igual forma al pueblo llano del imperio romano en la decadencia de éste. Así acabó ese imperio, y no tuvo continuación directa con otro sistema de dominación de la misma magnitud adaptado a las nuevas condiciones… lo cual fue aprovechado por ciertos pueblos para construir sociedades libres, sin esclavitud, basadas en la convivencia hermanada. Durante los 16 siglos posteriores las élites de poder han ido tomando nota de sus errores, de tal forma que ahora SÍ tienen preparado el nuevo sistema de dominación que sustituirá al disfuncional y envejecido sistema de dominación occidental. En nuestras manos está impedírselo; es nuestra decisión seguir ir siendo, como hasta ahora, OBJETOS de la historia, o bien optar por ser SUJETOS activos de la misma.

Para finalizar, sirva este texto de Ibn Asad:

"Veamos el currículum vitae de un ciudadano medio de cualquier sociedad moderna de un país desarrollado, con brevedad y con las inevitables generalizaciones: un niño nace, y acto seguido, es vacunado por el miedo que sus padres tienen a las enfermedades. Posteriormente, con cuatro o cinco años, sus padres le escolarizan por miedo a no poder ofrecerle ellos mismos una educación que integre a su hijo en una sociedad a la que tienen miedo. El niño crece aprendiendo de un profesor al que tiene miedo, comportándose según los patrones establecidos por miedo a no ser aceptado por el grupo, respetando a otros niños y profesores que amenazan a través del miedo. El niño continúa insertado en el sistema educativo –“estudiando”- por miedo a decepcionar las expectativas colocadas en él.

Dentro de ese sistema, “escoge” una formación universitaria por miedo al porvenir, miedo al futuro, miedo a quedarse encerrado: busca una “salida” profesional. En este medio preuniversitario, se inicia en la sexualidad, poniéndose un condón por miedo al SIDA. Finalmente inicia sus estudios universitarios según los miedos generales: carrera con más “salidas”, preferencia de la familia miedosa, ambiente de miedo… En la universidad tiene miedo a suspender, miedo a perder la “beca”, miedo a tener que pagar más dinero por tener miedo; y, tras unos cuantos años de angustias y miedos, se “gradúa” en un estudio del que tiene miedo que no sirva para insertarse en el mercado laboral. Por este miedo, hace un “master”, una “post-graduación”, una especialización porque tiene miedo de que lo ya estudiado no sea suficiente. Paralelamente, como tiene miedo a la soledad, conoce a una mujer y, tras cierto miedo al compromiso por parte de ambos, deciden casarse, a pesar del miedo que supone hacerlo sin tener un empleo estable. Sin embargo, él consigue un trabajo en una corporación a través de un proceso selectivo que da miedo. Trabaja en una corporación más de 40 horas semanales por miedo a quedarse en el paro, y no poder afrontar la hipoteca que firmó para vivir en un apartamento en el que su mujer tiene miedo cuando se queda sola. Él obedece a un jefe al que tiene miedo; inculca miedo a sus subordinados; actúa tal y como se espera de él por miedo a no ser aceptado por la empresa; silencia indignidades que presencia dentro del entorno de trabajo por miedo a romper el “secreto profesional”. Poco a poco, es promocionado: él tiene miedo a no poder con tanta responsabilidad; no tiene tiempo nada más que para el trabajo, y así su matrimonio se ve afectado. Él tiene miedo de que su mujer le sea infiel, por lo que él mismo engaña a su mujer con la secretaria, completamente a escondidas, porque tiene miedo a que lo descubran. Sigue promocionando en el trabajo aunque tenga miedo a la crisis y a los recortes de plantilla. Tiene poder adquisitivo y puede comprar ciertos productos que aplaquen su miedo: firma seguros varios que cubren riesgos a diferentes miedos (incendios, accidentes, terremotos…), apoya activamente a partidos políticos que hablan del miedo a una amenaza terrorista, se hace una vasectomía por miedo a tener más hijos de los que ya tienen (1 ó 2, si es que tienen), compra una gran casa en las afueras de la ciudad por miedo a la inseguridad del centro, y la blinda con muros, alarmas y cámaras por miedo a los ladrones. Continúa trabajando en la corporación, y ahorra mucho dinero que guarda en un banco por miedo a perderlo. También invierte en un plan de pensiones porque tiene miedo de llegar a viejo sin garantías sociales; también firma un seguro de vida con 50 años porque tiene miedo de morir demasiado pronto. Así, con sesenta y pico años, se jubila en la empresa, y tiene miedo de sentirse inútil y miedo a aburrirse. Como defensa de estos miedos, se convierte en un jubilado insoportable, y ese mal carácter le causa algunos problemas de salud. Visita al médico, y este le mete el miedo en el cuerpo, del infarto, del colesterol, del cáncer, de la artrosis… Evita todos los vicios que ha tenido durante toda su vida, y que en la vejez le causan miedo. Ya es tarde: enferma gravemente y –como tiene un miedo atroz a la muerte- la medicina moderna hace todo lo posible para prolongar la enfermedad. En una agonía mantenida con fármacos, los médicos le suministran potentes opiáceos que alejan al moribundo del miedo al dolor. El ciudadano moderno muere, y su último pensamiento fue observar el miedo a cuestionarse si la vida así vivida tiene algún sentido…

¿Queda entendido? El motor del modo de vida moderno es uno: el miedo."

"La danza final de Kali"
Ibn Asad


#20

Como si la Biblia no tuviera versos parecidos. Como si no hubiera habido inquisición. Como si los templarios nunca hubieran existido. Ahora los cristianos están muchísimo más civilizados y hay por lo general interpretaciones buenistas.
Dentro de las interpretaciones está la comprensión del momento historico cuando fue escrito. Si los cerdos no hubieran transmitido enfermedades mortales en epidemia en aquella epoca, ahora los musulmanes lo podrían comer.

El problema no es el Islam, ni el Cristianismo, son las personas, sus interpretaciones y las acciones que realizan para defenderlas. O excusandose en ellas.

Desde mi punto de vista ninguna religión es legitima, pero mucha gente necesita algo o alguien en lo que creer.