Un GIF agrede a un periodista norteamericano y acaba sufriendo un ataque epiléptico. True story

Diciembre de 2016, un periodista de Newsweek calvo, anti-Trump y de la extrema izquierda Demócrata pasea intranquilo por su casa. Ha dormido poco y está bebiendo. Tan sólo han pasado unas semanas de la coronación en las urnas de God Emperor Trump. Son días duros y difíciles. De repente llega una notificación a su cuenta de Twitter:

Lo siguiente que puede verse en su pantalla es esto:

El mundo queda paralizado ante la magnitud de los hechos que aquí acontecen. El ataque despiadado del GIF moviliza a la policía de Dallas, a la Fiscalía de Dallas, a la Fiscalía del Estado en Dallas, al FBI y al Departamento de Seguridad Nacional de los Estados Unidos.

Tras varios meses de investigación, finalmente dan con el autor del diabólico tuit: John Rivello de Maryland. Los investigadores hablan de un número de teléfono asociado a una cuenta de iCloud que había utilizado para darse de alta en Twitter como detonante para identificarlo.

https://t.co/9rbiLFJtOo

Inexplicablemente los amigos de Rivello cuentan algo muy distinto: John Rivello había contactado con Eichenwald para disculparse, comprometiéndose a hacer una donación a una organización benéfica ligada a enfermos de epilepsia. A raíz de esa donación Eichenwald fue capaz de obtener los datos de su presunto agresor.

https://www.wesearchr.com/bounties/jew-goldstein-the-legal-funding

No dudando de las oscuras intenciones de Rivello hacia Eichenwald, el GIF que le envía es uno de los GIFs estándar que Twitter pone a disposición de cualquier usuario. Además, Eichenwald supuestamente tenía deshabilitada la reproducción automática de cualquier vídeo en su cuenta de Twitter.
A pesar -o como consecuencia- de todo esto, el pasado lunes John Rivello fue acusado de ‘agresión grave con arma mortal’.

4 Me gusta

Assault with a deadly weapon? ¿Estamos todos locos, o qué? Es un auténtico insulto a la inteligencia.

¿Se puede saber como hemos llegado a este nivel?

Bueno, mirando al tipo me recuerda físicamente a la maricona de Miquel Iceta.

2 Me gusta

Pues no tengo muy claro cómo hemos podido llegar hasta aquí, pero dependiendo del resultado del juicio puede que haya un antes un después en el noble arte del troleo, e incluso de Internet en general. Por lo menos en USA.

Pues a ver, sí que es verdad que “assault with a deadly weapon” no es la expresión más adecuada para designar este acto, pero desde luego si el tal Rivello verdaderamente publicó eso con la intención de provocarle un ataque epiléptico, al menos se merece que lo juzguen.

Bueno, hay que recordar que Eichenwald ya ha utilizado lo de sus ataques epilépticos en alguna otra ocasión como excusa:

http://www.truthrevolt.org/news/media-fawn-over-kurt-eichenwald-overlook-sordid-past-involving-child-porn-site-expose

En este caso dice haber olvidado mencionar a sus empleadores, cuando trabajaba en el New York Times, que pagó a una de sus fuentes en un artículo sobre pornografía infantil que estaba realizando en ese momento, algo que tenía terminantemente prohibido. Dijo que con sus ataques epilépticos y tal, pues como que se le olvidó comentarlo.

Vale. Pero yo creo que el historial de este tío, Eichenwald, importa poco. Que probablemente sea un quejica y todo eso, pero lo que importa son las intenciones del otro, Rivello. A éste parece que lo han juzgado y han determinado que verdaderamente tenía la intención de provocarle un ataque epiléptico al periodista, y eso yo creo que es un crimen. No le daría la categoría de “asalto con un arma mortal”, pero supongo que al menos tendría que pagar una fianza o algo así… No sé, no entiendo mucho cómo funciona la Ley, y menos aún en EEUU.

Pero bueno, esta es la opinión de alguien que sólo ha leído los artículos por encima, tampoco quiero dar a entender que mi forma de verlo es necesariamente la definitiva. Creo que el mayor defecto de Internet es que todo el mundo opina demasiado deprisa y con demasiada precipitación sobre cosas que no tienen demasiado claras.

Yo lo que sí tengo claro es que si este tío no fuera quien es, la policía se hubiera descojonado en su cara al ir a poner la denuncia.

Y por otra parte, si sabes que los gifs te pueden causar un ataque epiléptico, no abras los gifs. Y si un gif proporcionado por Twitter es un arma mortal, supongo que, de alguna manera, también deberían denunciar a Twitter como cómplice necesario.

Sí, la verdad es que la cosa da qué pensar… :misterio:

1 me gusta

Buffff, ya me imagino al amigo Shia revisando los cientos de horas de grabación de su Opus Magna y capturando frames para denunciar a todos los kekistanís que le trolearon.

Ya fuera de broma (si es que se puede tratar esta noticia desde otra perspectiva que no sea la cómica), una sentencia condenatoria puede trasladar las peleas de tuiteros a sueldo a los juzgados, sobresaturados ya de por sí.

1 me gusta

Está claro que Shia tiene material como para meter en la cárcel a medio Kekistán. :ylosabes:

Acabo de leer que le han puesto una fianza de 100.000 USD. No está nada mal.

Joderrrttr. El troll es un genio, la ostia para inventarse eso…

1 me gusta

2 Me gusta

Pues ya ha pagado la fianza, y mientras llega el juicio le han ordenado quedarse en casa de sus padres 24/7 y sin acceso a Internet.

Adicionalmente ya hay quien ha encontrado varias incongruencias en el relato de los hechos que hace Eichenwald:

https://www.youtube.com/watch?v=SNcyLzh-nvc

Me acabo de enterar de que le piden hasta diez años de cárcel. Im-presionante.