Violado por su padre y su madrastra durante cinco años para "evitar que fuese gay

Daniel tenía once años cuando comenzó su martirio. Mediante diferentes juegos sexuales enfermizos consiguieron que el niño perdiese su virginidad con su madrastra; relaciones sexuales a las que se unía el padre. Él se justifica afirmando que lo hizo “para tratar de guiarlo en la dirección correcta y no para ir al camino de ser gay”.

Daniel Dowling, de 36 años, ha renunciado valientemente a su anonimato para contar el infierno que vivió durante su infancia junto a su padre y su entonces madrastra, Richard y Annette.
Ambos tenían 38 años cuando comenzaron a abusar del pequeño Daniel de apenas once. Ahora el padre ha sido condenado a cinco años de cárcel y su expareja a ocho.
Fue una tarde de domingo cuando abusaron por primera vez de Daniel. Los tres estaban jugando a un juego de mesa, y cuando alguien perdía debía quitarse la ropa. Al finalizar el juego, la madrastra quedó desnuda y el niño fue obligado a besar y a tocar sus pechos, cuenta el diario Mirror.
Mediante diferentes juegos sexuales enfermizos consiguieron que el niño perdiese su virginidad con Annette, para después unirse el padre a las relaciones sexuales. Si él se negaba, su padre intentaba golpearlo, cuenta la prensa británica. "Mirábamos porno juntos en la cama y luego hacíamos tríos”, relata.
Richard y Annette se separaron cuando Daniel tenía 16 años, y fue entonces cuando los abusos pararon, pero no por mucho tiempo. El adolescente fue atacado por otro pedófilo, al que capturaron más adelante. Fue en una entrevista con un psicólogo infantil cuando él contó por primera vez todo lo sufrido años anteriores.
Sin embargo, no sería hasta 2015 cuando Daniel decidió buscar justicia nuevamente. Mediante una grabación de voz en donde su padre admitía el abuso, logró que la policía lo tomase en serio. El caso finalmente llegó a juicio en mayo de este año.
En un repugnante intento de explicar su depravación en su juicio en Reading Crown Court, el padre de Daniel afirmó que abusó de su hijo “para tratar de guiarlo en la dirección correcta y no para ir al camino de ser gay, porque había algo así como tendencias para que sea gay”.
“Para tu propia gratificación sexual pervertida, iniciaste a este chico en un mundo mucho más allá de lo que jamás debió haber sido presentado en esos tiernos años”, dijo el juez al padre.

Fuente:

4 Me gusta